martes, 20 de marzo de 2007

TransCayucupil


Aunque parezca de lo mas gracioso, Cayucupil esta comenzando a vivir una cuasi-revolucion en el ambito del transporte público que hemos denominado el TRANSCAYUCUPIL, el cual lejos de parecerce al bullado plan santiaguino esta funcionando de muy buena manera, razon por la cual los habitantes del sector se encuentran con una sonrisa de oreja a oreja.

El transporte público al sector como hemos dicho en notas anteriores (Vease aqui) siempre ha jugado un papel importante en el desarrollo de la vida cotidiana de las personas. Desde que se fundó la Villa de Cayucupil y que la población comenzó a aumentar esto se ha hecho aun mas necesario.

Hoy la competencia se centra entre dos lineas microbuseras. La antigua linea Buses Correa que desde muchos años a hecho el recorrido del sector trasladando pasajeros en cirscuntancias muy dificiles, es decir, llueve o truene. La competencia ahora viene de manos del señor Cristian Flores quien con una sola maquina montó la microempresa Buses Piedra del Aguila que realiza el recorrido a Cayucupil y con lo cual se ha producido este necesario proceso.

Esta competencia a estado muy reñida, ya que, con el acorte de los tiempos de la ruta a Cayucupil a traves de la pavimentacion, esto se ha vuelto a favor de los usuarios quienes han visto como los pasajes han bajado mas de ciento cincuenta pesos. Una cifra que a la larga aliviana cualquier bolsillo.

Ahora los pasajeros pueden disfrutar de recorridos fluidos de casi 30 minutos de distancia uno de otro por lo cual, ya no hay que esperar locomocion durante un largo rato, sin duda ya se ven los beneficios de esta pavimentación.

Pero no nos dediquemos solo a los buses, los taxis básicos igualmente han bajado sus tarifas y desde atrás también anuncian competencia, asi que mas buenas noticias esperan a nuestros amigos cayucupilanos.

1 comentario:

Francisco dijo...

Indudablemente que esta situación me lleva a recordar la década del ´60 cuando el recorrido lo tenía Don Manuel Abarzúa, quién poseía una sola máquina; la que salía a las 08.00 horas A.M. de Cañete para regresar a las ...; ahí estaba el problema.
Como a las 11 de la mañana veíamos pasar el "choclón" de gente caminando hacia Cañete, entonces mi mamá decía: "Ya quedó en "pana" la micro". Pero el problema era que esto se repetía como tres o cuatro veces en la semana, hasta que por fin el recorrido lo tomó don Oscar Jeldres y mejoró la situación.